sábado, 1 de junio de 2013

Saho, El ritual del cuidado de la piel Japonés

Como muchas hemos notado, las japonesas (y asiáticas en general) tienen una piel prácticamente, perfecta.
Esto, es debido no sólo a su alimentación, también al tiempo y dedicación que dan al cuidado de esta. Siguiendo un ritual similar a la Ceremonia del Té. Cada paso es importante y debe ser ejecutado en el orden correcto, para conseguir buenos resultados.
Muchas, pueden incluso llegar a usar 15 productos, o más en su rutina !.

Los pasos de este ritual son:

Doble limpieza -> Doble Hidratación -> Doble aplicación



  •   Primero, la “Doble limpieza”:



Consiste en utilizar dos tipos de productos diferentes para dejar la piel lo más limpia posible.
Libre de todo resto de maquillaje y de impurezas naturales de la piel, como el sebo.
Para esto es necesario utilizar dos tipos de productos:
  •  Para eliminar las impurezas grasas (Restos de maquillaje y sebo). 

Utilizaremos un producto de base oleosa,  sea un aceite o una loción. Dando un masaje en la piel del rostro y luego retirarlo con algún tipo de papel desechable o algodón debido a que el aceite y el agua no se mezclan. Lo cual dificultaría la limpieza.
  •  Para eliminar las impurezas acuosas (partículas de polvo o transpiración).
Se utiliza algún tipo de jabón, o también una espuma limpiadora. El cual aplicaremos en la piel, según sean las indicaciones del producto que elegimos. Luego lo retiramos  y secamos la piel.
De preferencia, se puede utilizar una hoja de pañuelos desechables, para evitar las posibles bacterias que guardan las tollas.
(En caso de no estar maquilladas, utilizaríamos el segundo paso solamente).

  •   Segundo, la “Doble Hidratación”:




En este paso, aplicamos todos aquellos productos para el cuidado de la piel. Como tónicos, lociones, contornos de ojos, serums y cremas hidratantes.
Las japonesas, utilizan una toalla caliente sobre la piel para que los productos tengan una mejor absorción al abrir los poros. También es necesario una vez a la semana, utilizar algún tipo de exfoliante, de acuerdo a nuestro tipo de piel.
Recuerden los pasos para una rutina facial son:
Limpieza -> Tónico o loción -> Contorno de ojos -> Serum -> Crema de tratamiento o hidratante.
Además podemos agregar algún tipo de cuidado para los labios.

  •   Tercero, la “Doble Aplicación”:




Los productos se aplican dando masajes circulares, desde el centro hacia afuera. Los cuales ayudan a mejorar la penetración del producto en la piel y a mejorar la circulación de la sangre. Luego, se termina con presiones leves con las manos para mejorar aún más la absorción.

Como pueden ver, tener una piel hermosa y sana, toma su tiempo.
Pero si siguen estos pasos, notarán una mejora en su piel muy importante. 
Todo se trata de tener constancia y darnos un tiempo para nosotras. 
Nuestra piel es muy importante. Ningún producto hace magia por sí solo.




No hay comentarios.:

Post nuevo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...